A los 85 minutos, cuando todo parecía perdido, José Pedro Fuenzalida le dio el título del Clausura a Universidad Católica, en una tarde que había comenzado mal en San Carlos de Apoquindo para los locales ante Audax Italiano.

Diego Vallejos había abierto la cuenta para los verdes, luego de un rebote de Stefano Magnasco. Así se fue el partido en su primer tiempo. Con empuje y garra, la UC se fue encima del arco de Muñoz y logró el empate con David Llanos, a los 69 minutos.

Cuando quedaban apenas cinco minutos, el Chapita anotó de cabeza para darle su el trofeo en su vuelta al club.

Ese 2-1 le sirvió a Católica por la sorpresiva caída de O’Higgins ante la Universidad de Concepción por el mismo marcador. La fiesta estaba armada en Rancagua, pero Renato González y un golazo de Fernando Manríquez dejaron desolados a los celestes.

En el tercer partido, Colo Colo le iba ganando a Wanderers durante casi todo el partido, lo que forzaba una definición con O’Higgins por el título, pero un gol de Yerko Muñoz empató las cosas en el Monumental. El partido terminó 2-1 para los albos que finalizaron en el segundo lugar.

De todas maneras, el triunfo de Católica y la derrota de O’Higgins les dieron a los cruzados el título número 11 para la UC, que no celebraba desde 2010, con Pizzi en la banca.