A veces ser juez de un partido de fútbol se puede volver peligroso, así lo vivió un árbitro en un encuentro por la Liga Clorindense, partido entre Hertelendey y Primero de Mayo, donde la hinchada local después de un penal a favor de la visita perdió la cordura y decidió irse encima del árbitro.

“La hinchada no estuvo de acuerdo y agredieron al árbitro y a varios efectivos policiales”, señaló el comisario Rodolfo Oviedo de la Unidad Regional 3 de Clorinda.

El encuentro que se disputó en la cancha de San Luis entre los equipos de la liga local de la ciudad fronteriza de Clorinda terminó en escándalo cuando simpatizantes del club Hertelendey saltaron el alambrado para agredir violentamente al árbitro del encuentro y a los efectivos policiales que intentaron calmar la situación.

Alejo Espinoza, de la Liga Clorindense de Fútbol, calificó el hecho como “bochornoso” y dijo que “son los mismos de siempre, sabemos quiénes son, van alcoholizados y drogados”. Sin embargo, no explicó por qué les permiten ingresar a los estadios en esas condiciones.

El dirigente aseguró que luego de recabar todos los testimonios “tomaremos las medidas que hagan falta contra el club Hertelendy”.

Espinoza, en declaraciones a medios de la ciudad de Clorinda, sostuvo que “lo que queremos es que a estos personajes se les prohíba el ingreso a las canchas”.