Arturo Vidal se echo el equipo al hombro, literalmente el hombre del Bayer Munich, sacó a Chile adelante y marcó los dos goles que le dieron el triunfo a una Roja angustiada en un partido complicado.

 

El mediocampista fue la figura excluyente en el sufrido triunfo de los nacionales pese a los inconvenientes originados por un cuadro viral: puso corazón, se lesionó y luchó hasta el final. A los 9 minutos del primer tiempo, conectó un cabezazo que sorprendió a Pedro Gallese, para concretar una gran jugada de Mauricio Isla.

En el complemento, con un zurdazo bajo le dio los tres puntos al combinado de Juan Antonio Pizzi, que llegó a 14 unidades en 10 partidos. El héroe de la jornada tuvo su recompensa al esfuerzo, ya que sabemos bien como moja la camiseta Arturo Vidal, sin duda alguna es uno de los guerreros que mas corre, mas ataca, mas defiende y mas contagia al equipo de su optimismo.

Por esta camiseta hago de todo“, señaló tras el encuentro, frase que nadie duda.