El delantero Fabián Orellana, actual jugador del Celta de Vigo, por estas horas es noticia, lamentablemente no por alguna de sus jugadas o por algún gol, el chileno se ha ganado una condena de ocho meses sin su licencia de conducir y a una multa de 1200 euros, todo por haber estado manejando a exceso de velocidad.

Según publicó ‘Faro de Vigo’,  Orellana compareció en un juicio rápido en el juzgado de guardia de Vigo tras el cual recibió esta sentencia por un delito contra la seguridad vial.

Este incidente coincide con el regreso de Orellana al equipo, que durante el último mes ha estado recuperándose de la rotura fibrilar en el recto anterior del muslo derecho que sufrió el pasado 5 de septiembre durante un entrenamiento con Chile. El jugador ya recibió el alta y trabaja a las órdenes del entrenador Eduardo Berizzo.