Universidad de Chile puso todo de su parte, pero no fue suficiente, con todas sus ganas para intentar derrotar a O’Higgins, pero sin fútbol, el ímpetu no sirve. El cuadro azul igualó sin goles con los celestes y pese a mostrar una mejor cara que ante Colo Colo, en el juego, aún está en deuda.

Universidad de Chile tuvo un buen inicio, con despliegue en la mitad de la cancha y movilidad en ataque. Mario Briceño, Franz Schultz y Matías Rodríguez le cargaron al mano a Manuel Bravo y por su sector derecho la U creó peligro, pero sin llegar a exigir del todo a Miguel Pinto.

Pero los azules perdieron la coordinación. O’Higgins creció y comenzó a imponer sus condiciones, sobre todo por medio de los balones detenidos. La U cometió el error de cometer muchas faltas cerca del área y el zurdo generó riesgo con sus lanzamientos.

Fernando De Paul en dos ocasiones evitó la apertura de la cuenta, llegadas justamente generadas desde los disparos de Medel. Primero tras un cabezazo de Acevedo y después con un disparo de Márquez.

La U se adueñó del segundo lapso. Con ganas, con fuerza, pero con poco fútbol. Universidad de Chile se fue arriba pero no tuvo claridad para generar ocasiones. Siempre con balones trabados, siempre con un rebote.

Gastón Fernández, que ingresó en el segundo tiempo, tuvo las dos más claras. Un disparo desde fuera del área que exigió a Miguel Pinto, y una disparo en área chica que se fue arriba del travesaño. Fue en los descuentos, fue la última esperanza de los azules.

Universidad de Chile pierde terreno en el torneo y con 11 unidades queda en la 12° posición. O’Higgins en tanto