La buena racha continúa para Fabián Orellana. En la semana, el chileno sobresalió por su golazo ante Ajax, por la Europa League, y, este domingo, bien temprano, la volvió a romper en el clásico gallego: anotó un tanto y dio una asistencia para otro en la victoria de Celta de Vigo ante Deportivo La Coruña por 4 a 1.

Al formado en Audax Italiano se lo vio muy activo desde el comienzo del juego. A los 32 minutos de la primera parte, desbordaría por la banda derecha y le serviría el balón a Hugo Mallo para abrir el marcador en Balaídos.

El equipo visitante empataría cinco minutos más tarde gracias a Raúl Albentosa. Sin embargo, en el segundo tiempo, el trámite del partido sería diferente: otra jugada iniciada por el chileno terminaría en un penal canjeado por gol (Iago Aspas fue el encargado de ejecutarlo), el propio futbolista de La Roja anotaría el tercero y Aspas, otra vez, el cuarto definitivo.

Pedro Pablo Hernández fue también titular en el conjunto de Eduardo Berizzo, mientras que Marcelo Díaz ingresó a los 74 minutos.