El 2016 será un año difícil de olvidar para Alexis Sánchez. El “Niño Maravilla” se llenó de gloria y se cansó de romper marcas que quedarán grabadas para siempre en su memoria.

Lo más importante, quizá, llegó a mediados de año en Estados Unidos. El tocopillano levantó la Copa América Centenario, su segundo título con la Roja. Esta vez, eso sí, fue más protagonista que en el certamen disputado en 2015: anotó tres goles y fue elegido por la FIFA como el mejor jugador del torneo. 

Otro dato: Con sus dos tantos ante Uruguay en la última fecha de las Eliminatorias, Sánchez llegó a 36 goles con la camiseta de la Selección Chilena, superando a Iván Zamorano y transformándose en el segundo goleador histórico de la Roja, con un tanto menos que Marcelo Salas. Antes, en marzo, ya se había transformado en el máximo asistidor de todos los tiempos del combinado nacional.

El 2016, además, fue el más efectivo de Alexis frente a la portería. Es que si bien no fue el año que marcó más goles, sí es el año con su mejor promedio, ya que en 59 partidos oficiales marcó 27 goles entre el Arsenal y la Roja, con un notable 0.46. Casi medio tanto por cotejo.

El 27 de noviembre, en tanto, el ex Udinese completó 600 partidos como profesional. Ese mismo día le anotó un doblete al Bournemouth, equipo número 100 en recibir un tanto del atacante formado en Cobreloa.

Todos números que asombran y que dejan en claro que el 2016 fue el año de la consagración definitiva de Alexis Sánchez. Por si alguien tenía dudas…