Uruguay tomaba la delantera con gol de Cavani, terminaba el primer tiempo y no se encontraban situaciones, hasta que llegó una jugada iniciada por Alexis Sánchez, pase a Jean, centro y gol de Edu Vargas, con esto el segundo tiempo fue otro partido.

Chile empataba con Uruguay y más encima, Arturo Vidal había sido reemplazado por Leonardo Valencia, que para nuestra sorpresa fue un buen cambio ya que le dio mas aire al equipo chileno, teníamos claro que Vidal no estaba al 100%.

El Rey apareció contra Perú y todos le ponían fichas para repetir, pero luego de abandonar la cancha, el Niño Maravilla tomó la posta, y se hizo fuerte frente a la difícil defensa uruguaya.

En el minuto 60, el Niño Maravilla amaga a Coates, se da una media vuelta y con un zurdazo potente de fuera del área, bate a Muslera para desatar la locura en el Estadio Nacional.

¿Esto era todo? No. Faltaba la guinda de la torta. 76´ pase de Marcelo Díaz al vacío, Alexis domina y porfía con Coates y Godín, cuando se mete al área mete un puntazo para marcar su segundo gol, y el tercero de Chile.

Fue reemplazado por Nicolás Castillo cuando faltaban 10 minutos, y mostró toda su molestia en el penal en favor de Uruguay, golpeando el techo de la banca nacional. Luego festejó como nadie la tapada de Bravo a Suárez.

Noche mágica de Alexis, que con estos dos goles suma 36 con la camiseta nacional y quedó a uno de Marcelo Salas, el máximo goleador de La Roja.