Alexis Sánchez terminó el encuentro con impotencia, el tocopillano acostumbra a guardar silencio y casi siempre publicar algún mensaje en las redes sociales, ayer dejó atrás eso  y analizó el empate con Bolivia, que complica las aspiraciones de Chile rumbo a Rusia 2018.

El ariete de Arsenal afirmó que les costó jugar debido al planteamiento realizado por los visitantes. De paso reconoció que la ansiedad les pasó la cuenta.

Nos costó. No se pudo. Intentamos por todos lados y caímos en su juego. Pero esto no se acaba, hay que levantar cabeza”, precisó.

Y siguió: “Los primeros minutos lo tuvimos y no entraba el balón, después la ansiedad te juega en contra. Ya no basta con jugar al 100%. Al ser el campeón la exigencia es mayor. Nos ven con otros ojos y no podemos conformarnos con jugar como antes, hay que dar más. A mí me dan de 2 o de a 3 y hay que estar mejor que antes”.

El jugador, que hoy fue capitán en reemplazo de Gary Medel y Claudio Bravo, afirmó que el magro resultado ya debe quedar en el olvido.

“Te vas con impotencia. No me gusta perder, más con la selección y siendo bicampeones, pero eso hay que dejarlo atrás”.

Por último, envió un mensaje a la ANFP, respecto al alto valor de las entradas. “Me gustaría que bajaran las entradas. Me gustaba que la gente anime, uno se contagia con la gente”, cerró.