Después de los problemas que anuncian los jugadores de futbol más el apoyo de árbitros, la ANFP tuvo que manifestarse ya que el torne de Apertura corría peligro de no iniciar cuando debía, esto era un problema mayor ya que podía topar con fechas FIFA u otros acontecimientos que no se pueden manejar en terminos de fecha.

La ANFP mostró su disposición a establecer un diálogo, aunque criticaron la forma en que se llegó a este punto.

Uno de los directores del ente rector del balompié nacional, Hugo Muñoz, aseguró que se reunió en varias ocasiones con el presidente de Sifup, Carlos Soto, y que muchas de las exigencias las supieron por la prensa, algo que lamentaron. “Se ha planteado una obligación de negociar por seis puntos, estábamos enterados por la prensa porque había trascendido y nos parece inapropiado este escenario”, indicó.

El dirigente aseveró que desde que asumió en Quilin la administración liderada por Arturo Salah “no van a ser más de lo mismo”.

Respecto al sistema de campeonatos, clave en el problema , Muñoz recalcó que la programación “en los primeros 12 es una circunstancia transitoria” y el hecho de que no haya descenso responde a la misma dinámica “provisoria” en un período de adaptación.

“Este directorio no va a claudicar en tener un campeonato acorde a la historia de nuestro país deportivo, de febrero a diciembre, con ascensos y descensos en toda la categoría, procurando que quienes participen puedan responder sus obligaciones con los trabajadores”, sentenció.