Arsenal de Alexis Sánchez recibe esta tarde al PSG con un duelo que tiene un gran atractivo. Aún cuando los dos elencos ya están clasificados con 10 puntos cada uno en el Grupo A, se disputan la primera posición que les permitiría en teoría un mejor sorteo para los octavos de final de la Champions League.

Líder del grupo gracias a una mejor diferencia de gol, el equipo de Wenger jugará sin los españoles Bellerin, Lucas Pérez y Cazorla al igual que sin Mertesacker y Welbeck. Cuarto de la Primer League, a tres puntos del Chelsea, el conjunto de Londres empato sus dos últimos encuentros y no atraviesa su mejor momento a la hora de pelear por esta primera posición.

La temporada de Unai Emery con el Paris Saint-Germain no puede ser fácil. Cuando su equipo logró una racha de ocho victorias y un empate en los nueve últimos encuentros, su gestión de los suplentes (especialmente Jesé y Ben Arfa) sigue dando que hablar en la prensa francesa. Muchos comentaristas, como el ex-internacional francés Dugarry en la radio RMC, se preguntaron porque haber fichado a estos elementos ofensivos si es para no contar mas con ellos.

Pero ayer, un nuevo contratiempo mayúsculo puso fin a este debate. Justo antes de viajar en Londres, el PSG indico en un comunicado que las autoridades británicas habían retirado su visado a Aurier por culpas de sus problemas con la justicia francesa. El lateral derecho fue condenado a dos meses de cárcel en septiembre por violencias sobre un policía después de una noche en discoteca pero había recurrido a esta condena. “El jugador es presumido inocente usando su derecho en contestar esta decisión. El PSG lamenta que este aspecto fundamental del derecho no tuvo ningún impacto”, aseguro el club francés. Poco después, la UEFA apoyo la postura de los campeones de Francia pero sin mas efectos y Aurier se quedo en Paris. La baja de Aurier se une a las de Kurzawa, Rabiot y Pastore por lesiones así que a las dudas de Areola y Di Maria.