Atlético Madrid no especuló y salió al césped del BayArena con mucho apetito, dispuesto a devorarse a un Leverkusen que quedó sorprendido frente al arranque del equipo español. De todos modos, los dirigidos por Diego Simeone no sostuvieron esa intensidad ofensiva, el encuentro tuvo ida y vuelta y el resultado de ida de los octavos de final quedó muy favorable para el Atleti: 4-2 en Alemania.

A los 16, Saúl Ñíguez maniobró por derecha, dejó a un hombre en el camino y, en su ingreso al área, se perfiló para su zurda y la colocó al ángulo derecho del portero, que voló de manera inútil. Brandt y Chicharito Hernández probaron con remates débiles en acciones esporádicas pero en ese momento el dominio correspondía al conjunto madrileño, que con un contra-ataque bien producido por Kevin Gameiro, quien tras ganar metros hasta el área y aguantar la marca de dos defensores, sirvió para Griezmann. Con un zurdazo alto, el delantero de casaca Nº 7 castigó alto e infló las redes a los 25′.

En el complemento,  una triangulación de los de Roger Schmidt abrió la ilusión para el Leverkusen: Brandt lanzó un pase profundo para Henrichs, quien por derecha envió el centro y Karim Bellarabi se encargó de empujar al arco a los 2 minutos.

A los 12′, sin embargo, el Atleti volvió a estirar la diferencia gracias a una jugada empezada y terminada por Gameiro. El francés llegó casi hasta el fondo de la cancha por la derecha, avanzó al área y un agarrón que comenzó afuera de la línea y que continuó dentro de Dragovic, provocó la sanción del penal. Y desde los 12 pasos, el de dorsal Nº 21 no perdonó.

El equipo alemán no se entregó y fue al frente para encontrar un nuevo descuento. Centro desde la izquierda de Brandt, el portero Moyá salió a despejar pero la pelota rebotó en Stefan Savic, quien anotó un gol en contra.

El Bayer siguió en busca del empate, aunque de contragolpe, a falta de cinco minutos, Fernando Torres convirtió su gol para poner cifras definitivas. En el tiempo de descuento, Ángel Correa desperdició un mano a mano y su equipo se quedó con las ganas de celebrar el quinto.

Los madrileños lograron un triunfo con autoridad y quedaron a un paso de acceder a los cuartos de final de la UEFA Champions League. El Vicente Calderón los espera para el duelo revancha, en el que los colchoneros buscarán sellar su pasaje entre los ocho mejores de Europa en 2017.