El Barcelona sigue demostrando su liderazgo, no tan solo en la liga española si no que también en la Champions, ayer derroto a Arsenal por 3-1 y saco pasajes directos a los cuartos de final, posición en la que ha estado nueve veces consecutivas, el cuadro culé llegaba con ventaja tras haber derrotado a los “gunners” 2-0 en su casa.

Arsene Wenger sabia que la tarea era difícil, es mas ya el escenario se le había repetido dos veces con anterioridad por lo que no quería repetir la historia, la orden fue clara, atacar y así lo hizo el cuadro ingles, atacó, presiono y busco el gol por todos lados pero no fue suficiente.

Neymar el encargado de abrir la cuenta y echar abajo el cuadro de Wenger que solo se vio desesperado unos minutos ya que el empate llegaría a manos de Elneny, donde agarro mas fuerza y Sánchez y compañía trataron de seguir la misma formula, atacar.

El estadio estaba imponente y húmedo tras una lluvia torrencial que se presentaba para molestar a los jugadores, pasaron los minutos y llego el momento del “pistolero”, Luis Suárez se manda un golazo de tijera apagando todas las velas de los gunners, ahí sentenció el partido.

Asistente en el 1-0 y autor del 2-0, el uruguayo tomó el protagonismo que en realidad mantuvo siempre Messi, el iniciador de las jugadas de los dos goles, el líder silencioso pero indiscutible del Barcelona que volvió a golpear el alma de un Arsenal que, parece, nunca podrá quitarse de encima el estigma azulgrana.

Especialista en traspasarle futbolistas a precio de oro, desde Petit y hasta Vermaelen, al equipo gunner le apartó de la gloria hace diez años el Barcelona en París y desde entonces ya le ha dejado por el camino hasta en tres ocasiones.

A fin de cuentas, y aunque el fútbol es una ciencia tan fantástica que es imposible de predecir, desde la noche en que Messi marcó los dos goles del partido de ida la eliminatoria se dio por sentenciada. Y para mostrar su ascendente, a todos los niveles, Leo, quien dio color azulgrana con sus dos goles en Londres, cerró la eliminatoria, a lo crack, en el Camp Nou.

https://youtu.be/_aisYBjyyGE