La pobre presentación de Chile ante Nigeria anoche en el Estadio Sausalito dejo a mas de uno con el ánimo abajo, pues la selección actual campeona del mundo en esta categoría, aplastó al seleccionado nacional por 1-5, resultado más que lapidario y se vieron graves problemas en la cancha.

El técnico Miguel Ponce, no pudo hacer mucho ante la autocrítica, si bien no tenía mucho decir, cometieron graves errores ante una selección muy potente.

“No empezamos bien. Eso condicionó el partido. Enfrentamos a un gran equipo, que hizo todo bien, defendió y atacó perfecto. Fue efectivo, nunca pudimos controlarlos. El comienzo del segundo tiempo fue bueno, pudimos haber descontado y haber cambiado la historia pero no se dio. Este equipo no se rindió nunca”, analizó el estratega.

Sobre cómo sintió el grupo este duro golpe, respondió que “el equipo se va a levantar. Tenemos que tener claros los conceptos para el partido con Estados Unidos. La forma de jugar tiene que ser más tranquila y menos arriesgada”, agregando que “la historia de esta selección es dura. Siempre dijimos que íbamos a correr hasta el final. Eso es rescatable. Cometimos demasiados errores ante un gran equipo, y lo demás es un regalo que no se rindan nunca. Es bueno que la gente se vaya contenta con eso”.

Adelantando el lance de este viernes (20.00 horas), el “Chueco” advirtió que “nos vamos a encontrar de nuevo con un equipo veloz como los estadounidenses. Si podemos concretar lo más rápido posible, creo que nos va a ir bien”.