Este fin de semana se vivió una nueva versión del “clásico del norte”  donde se enfrentaron Deportes Iquique ante San Marcos de Arica, si bien el encuentro anduvo flojo y los “dragones celestes” lograron marcar y llevarse el partido por la cuenta mínima.

Los “santos” pudieron abrir la cuenta mediante un cabezazo de Carlos González, mientras que los de la segunda región estuvieron cerca de celebrar en los 40′ luego de una definición picada de Misael Dávila que pasó rozando el palo.

El encuentro era apretado hasta el minuto 61′ cuando apareció toda la clase de Michael Ríos. El volante iquiqueño ejecutó de gran forma un tiro libre que ingresó al arco de los locales pese al intento desesperado de Pedro Carrizo por desviar el esférico.

A partir de ese momento los “dragones” pretendieron tener una jornada tranquila, pero eso solo les duró cinco minutos, pues Mauricio Zenteno golpeó a Alejandro Vásquez y el juez decidió su expulsión.

Sobre el final, y aprovechando la superioridad numérica los “bravos del morro” se fueron en demanda del arco rival, pero no tuvieron la fortuna necesaria para emparejar el encuentro, sufriendo la amargura de la derrota.

Con este resultado Deportes Iquique llegó a las 32 unidades y se alejó a siete puntos del descenso, a la espera de lo que puedan hacer sus rivales directos en la lucha por la permanencia. De paso, se metieron a zona de liguilla.

En tanto, San Marcos sigue complicado en la zona baja de la tabla acumulada y podría caer en la “zona roja” si San Luis o La Calera ganan sus duelos.