Claudio Bravo debutó en el Manchester City, con un triunfo ante el Manchester United de Mourinho, el estreno del meta chileno no fue tan soñado como quiso, ya que hubieron varios problemas en el encuentro y ademas se comió un gol.

El capitán chileno tuvo un dubitativo partido y fue responsable directo del descuento de los Diablos Rojos, obra de Zlatan Ibrahimovic, ante una mala salida del nacional.

Por su actuación, el ex Barcelona ha estado en el centro de todos los análisis tras el choque entre los poderosos equipos de Manchester. Pese a eso, el oriundo de Viluco se declaró conforme.

“Gran triunfo y creo que es muy importante de cara al resto de la temporada. Estoy muy feliz en mi debut con esta hermosa camiseta, sigamos así”, publicó en su cuenta de Instagram tras el partido.

Además del gol encajado, Bravo sufrió en el partido en su afán de generar una salida pulcra. Destacó a ratos, y de sus pies nació el primer gol de los Ciudadanos, pero también estuvo a punto de ser el culpable del empate. En los 55′, en una arriesgada jugada, terminó barriéndose en el área para evitar que Wayne Rooney le robara el balón en su intento de salida.

Pese a todo, el City logró sostener su ventaja y celebró en un complejo partido, que también marcó el reencuentro de Pep Guardiola y José Mourinho, en un partido jugado en Old Trafford, por la cuarta fecha de la Premier League.