Una situación insólita sucedió en Paraguay, el entrenador de Cobresal, Dalcio Giovagnoli, muy molesto por un robo que sufrió el equipo chileno en sus camarines, durante el primer tiempo del partido donde enfrentaban a los dueños de casa Cerro Porteño, encuentro válido por la segunda fecha del grupo 8 de la Copa Libertadores 2016.

El estratega del conjunto de El Salvador evitó entregar de entrada el análisis de la derrota de su escuadra por 2-1 en el Estadio ‘Defensores del Chaco’, en Asunción, sino que dio a conocer este insólito hecho ocurrido en los camarines del recinto paraguayo. El técnico denunció que su escuadra sufrió el robo de 1.000 dólares.

“Estamos recontra mil calientes con el robo que sufrimos. A algunos jugadores les falta dinero. No puede ser que en un torneo como la Libertadores pase esto”, expresó un molesto Giovagnoli.

“Nos robaron dinero, no quiero culpar a eso la derrota, pero pudo haber influido. Es algo bajo esto. Disculpen la calentura que tengo, sé que no es nada bueno esto”, agregó.

Luego, el DT de origen argentino se refirió a este nueva derrota en la fase grupal, que deja a Cobresal en el fondo sin unidades. “Nos faltó plantear en lo táctico como lo hicimos con el Corinthians. La verdad que nos ha faltado un poco de determinación”, expresó.

Por la tercera jornada del Grupo 8, Cobresal recibirá el miércoles 9 de marzo en el Estadio El Cobre de El Salvador a Independiente Santa Fe de Colombia.