La prensa alemana afirmó ayer domingo que el mediocampista chileno Arturo Vidal es “victima” de los desencuentros en el último tiempo entre el entrenador Josep Guardiola y la dirigencia del Bayern Munich.

De esta forma, el fichaje del nacido en San Joaquín terminó influyendo en la decisión de Pep de dejar el cuadro bávaro en junio de 2016 para tomar otro equipo para la próxima temporada, donde suena con fuerza el Manchester City que actualmente dirige Manuel Pellegrini.

El popular diario Bild sostiene que el 23 del Bayern “se ha sentido víctima a menudo de los desencuentros entre Guardiola y la cúpula dirigente del club”. El ex Juventus arribó al cuadro germano por gestión de la directiva y no por petición de Guardiola, que sólo había solicitado la llegada de un lateral derecho.

“Por eso Arturo Vidal se sorprendió que el técnico le tendiera la mano al ser sustituido en el partido contra el Hannover porque este gesto no lo había hecho en las tres ocasiones en las que el chileno se fue al banquillo”, agregó la publicación.

Otro de los puntos que terminó por desgastar la relación entre Guardiola y la regencia del Bayern fue la tardía incorporación de los jugadores Douglas Costa y Kingsley Coman.

Incluso, Bild afirmó que la dirigencia del Bayern no tomó en consideración un número importante de nombres que Pep tenía en carpeta para refuerzos. Paul Pogba, Eden Hazard, Kevin de Bruyne y Raheem Sterling nunca llegaron al Allianz Arena pese al deseo del DT español.