En un duelo que pareciera de Liguilla, Pumas consiguió venir de atrás para sacarle el empate 1-1 a Tigres en la Ida de los Cuartos de Final de la Concachampions donde Francisco Palencia demostró tener calidad pese a su poca experiencia, ya que su planteamiento borró la experiencia de Ricardo Ferretti.

Pese a ser un torneo con pocos reflectores, el Estadio Universitario lució lleno, el problema es que el público tuvo que ver cómo su equipo fue dominado. Si bien, la UNAM se encargó de generar las más importantes del encuentro, fue en una genialidad del chileno Eduardo Vargas que se movieron las redes (41’) para celebrar su primer gol en el fútbol mexicano. El problema del dorsal 26, fue que en dos minutos pasó de lo sublime a lo lamentable, ya que erró un pase de André-Pierre Gignac frente al portero Alfredo Saldívar.

Para el complemento del cotejo, la escuadra del Gatillero mantuvo la presión sobre los regios, pero fue hasta que ingresó Nicolás Castillo que los Capitalinos consiguieron la igualada, porque el andino en su primera intervención se la puso como con la mano a Matías Britos que no perdonó (62’).

De esta forma, Pumas consiguió la ventaja del gol de visitante y será el próximo 1 de marzo que regrese a Ciudad Universitaria con el objetivo de conseguir el boleto a las Semifinales de la Concachampions.