Eduardo Vargas ratificó que la Roja le sienta bien a la hora de retomar la racha goleadora. Sus cuatro goles frente a México, sumado a los dos que logró ante Panamá, lo catapultaron como goleador de la Copa América Centenario que finaliza el domingo con la final entre Chile y Argentina.

Sin embargo, además de ratificar su condición de máximo artillero del torneo, el chileno podría igualar una marca que pocos conocen y que involucran directamente a Pelé, uno de los máximos jugadores de todos los tiempos.

El ex astro brasileño llegó a las ocho anotaciones en el torneo que se disputó en 1959 (donde, además, fue el mejor del torneo), cifra que nunca más pudo ser superada. Menos igualada.

Sin embargo, Vargas podría lograr la cifra en caso de anotar ‘doblete’ en el partido definitorio frente a Argentina, algo factible considerando la racha goleadora de los últimos tres partidos (13 goles).

Pero no es el único hito que puede lograr el jugador de Hoffenheim. También podría convertirse en goleador de dos Copas consecutivas, algo que solo el peruano Paolo Guerreno ha conseguido en la historia.

Chile ha tenido en seis ocasiones goleadores del certamen, siendo David Arellano (1926), Raúl Toro (1937) y Francisco Molina (1953) quienes consiguieron la mayor cifra: 7 celebraciones.

Le siguieron Enrique Hormazábal (4, en 1956), Jorge Peredo (4, en 1979) y Vargas (4, en 2015).