El Manchester City no se rinde, en estos momentos esta en desarrollo un paquete financiero de aproximadamente 230 millones de euros, en un intento casi desesperado de poder conseguir a Leo Messi en sus filas el próximo año, una jugada que de resultar, sería la primera vez que el astro argentino cambiaría de club en Europa.

Según el ‘Mirror’, los ejecutivos del City están elaborando un plan que les permitirá pagar al Barça una cuota de transferencia récord de más de 100 millones de libras esterlinas, además de otorgar a Messi un salario básico de unos 600.000 euros por semana.

Los Blues creen firmemente que el nombramiento de Guardiola como técnico ‘citizen’ el pasado verano los pondría en una posición muy ventajosa para firmar al astro argentino. Y esa confianza ahora habría dado sus frutos tras el fracaso del Barça para convencer a Messi de firmar un nuevo contrato.

El delantero argentino de 29 años tiene una cláusula de 250 millones de euros en su contrato actual, pero éste expirará en 2018 y el Barça sabe que si no renueva se vería obligado a venderlo el próximo verano o correría el riesgo de perderlo a coste cero.