Otro héroe que tuvo la noche fue Claudio Bravo, el meta chileno tuvo un partidazo, con unos tapadones increíbles y se corono tapándole el penal a Luis Suárez.

“Era el momento en que teníamos que dar el golpe”, dejó en claro Claudio Bravo tras partido, aplaudiendo a sus compañeros por el desgaste y trabajo realizado frente a Uruguay, y su poderosa defensa.

Razón por la cual el capitán de la Selección chilena aseguró que “estamos muy bien encaminados en las clasificatorias, con la tranquilidad de siempre”. Un golero que sabe de mente fría, y tranquilidad, haciendo pasar un mal momento a Luis Suárez.

Un penal que cometió el mismo Bravo, quien se encargó de frenar ante el referente charrúa, el cual se suma a Neymar y Messi, quienes no pueden convertirle desde los 12 pasos.