Si la lesión de Eugenio Mena le trae problemas a Juan Antonio Pizzi en la selección chilena, más aún podría hacerlo una eventual baja de Marcelo Díaz, quien presenta problemas físicos y están en duda para el choque ante Bolivia.

El volante se hizo exámenes el martes por un golpe en el muslo derecho y en el peor de los escenarios sería un microdesgarro, lo cual lo marginaría del segundo duelo y el DT de Chile tendrá que mover sus piezas.

Pizzi tiene dos reemplazantes directos: Francisco Silva y Erick Pulgar. El Gato corre con ventaja al tener más experiencia en la Roja y el técnico argentino ya lo consideró en el elenco estelar para el amistoso con Jamaica y reemplazó a Díaz en el segundo tiempo contra México.

Pulgar sólo jugó algunos minutos en la derrota ante los mexicanos previo a la Copa América Centenario, pero no se descarta como alternativa en el mediocampo.

La otra opción que podría utilizar Pizzi, pensando en un mayor volumen ofensivo, es el ingreso de Pedro Pablo Hernández. El jugador del Celta ha ocupado el puesto de ‘doble 5’ en España y también como un volante más adelantado, por lo que le da mejores variantes al entrendor.

Así Arturo Vidal podría retrasarse un metros para dejar más suelto al volante nacido en Argentina y que acompañe al tridente de ataque en busca de la primera victoria en el Grupo D.