Everton tuvo un partido complicado en su casa el Estadio Sausalito, donde enfrento a Palestino y se jugaba la llave para pasar a cuartos de final, donde por suerte todo le salió bien y con un agrió empate lograron pasar a la siguiente ronda. Esa llave definirá al último semifinalista.

Los dirigidos por Pablo ‘Vitamina’ Sánchez tuvieron que sufrir para dejar en el camino a los árabes, quienes dominaron varios momentos del encuentro, pero se encontraron con un sólido Sebastián Pérez en el pórtico.

Leonardo Valencia, que fue uno de los más destacados en Viña del Mar, abrió el marcador con un penal en los 31′. El volante no sólo se lució con esa definición, sino que también fue protagonista en otras jugadas.

Antes de finalizar la primera etapa, envió un pase perfecto a Mathías Vidangossy que casi extiende el marcador: eludió al portero, pero los defensores locales alcanzaron a interceptar la pelota en el arco.

El control era total para los árabes, pero un fallo en el complemento terminó con su ilusión: error en la salida y Peñailillo aprovechó un pase perfecto de Rodríguez para igualar el marcador.

El mismo Vidangossy casi marca para obligar a los penales, pero Pérez se volvió a lucir y Everton avanza en la Copa Chile. La escuadra de Nicolás Córdova, que vio el partido desde una caseta por suspensión, se despide de su segundo torneo en el semestre.