Iquique es el líder exclusivo del torneo. Y lo ha sido la mayor parte del campeonato. Solo le restan tres partidos para alcanzar la meta final. Antofagasta como visitante, la Católica como local y de visita ante Audax Italiano.

En este mismo formato de campeonato (corto sin playoff), en diez rectas finales apenas en una ocasión se cayó el puntero a esta distancia del cierre.

En 1997, los dos campeones sortearon con éxito el estrés de las últimas jornadas: Colo Colo y Universidad Católica. A mediados de los 2000, Colo Colo nuevamente se instaló campeón sin tropezar en los partidos finales. Aquel torneo de 2007 fue de 21 fechas.

En el llamado campeonato de transición (2013-14), Unión Española de José Luis Sierra llegó sin mayores titubeos a coronarse campeón rozando el 70% de rendimiento.

Fue en el torneo que le siguió en donde se rompió esta racha. Y el antagonista fue la UC. El campeonato tuvo una duración de 17 fechas. En la 14a, Católica de Martín Lasarte era el equipo mejor aspectado. Pero O’Higgins de Eduardo Berizzo logró igualar el puntaje y obligó al desempate. Fueron los rancagüinos los que lograron alzar la copa después de 58 años.

Posteriormente, Colo Colo en dos ocasiones y la U, Cobresal y U. Católica siguieron con el ritmo arrollador hasta el cierre.

Solo como dato a sumar, en campeonatos anuales en 11 oportunidades, el líder a tres fechas del final no se tituló campeón. El último de ellos fue Colo Colo en 2010, cuando se lo cedió a la Católica.

La pregunta es si el fuelle de Iquique le alcanzará para no tropezar en los últimos tres partidos y así alcanzar su primer título de primera división.