Pese a que Universidad de Chile quedo eliminado de la Copa Chile tras empatar con Universidad Católica, el juego mostrado y la actitud del plantel en general, dejo muy buenas sensaciones en los altos mandos azules.

En la dirigencia de la U creen que la llave se pudo ganar, porque “en San Carlos se estaba jugando bien hasta la expulsión de Gonzalo Jara y en la vuelta se jugó mejor, pero hubo mala fortuna”.

Los principales cabecillas de Azul Azul están “conformes” con la dupla técnica de Víctor Hugo Castañeda y Luis Musrri. “Se ve una idea de juego, algo que nunca pasó con Sebastián Beccacece, y los jugadores también levantaron su nivel gracias a los nuevos técnicos”, asegura uno de los miembros del directorio.

Con estos antecedentes, la idea de mantener a la dupla técnica por el 2017 va tomando cada vez mayor fuerza, incluso aunque no entren a una copa internacional, que fue la exigencia que se les puso desde un principio para extender su vínculo en diciembre, fecha en que se revisará el contrato.

En la concesionaria creen que Castañeda y Musrri han tenido muy poco tiempo para trabajar con el equipo, pues les tocó asumir con los dos torneos ya en marcha y en un momento donde la agenda estaba apretada, “pero aún así le han dado al plantel una idea de juego y una mística”.

Además, asumiendo su error, piensan que el equipo que armó Beccacece está desequilibrado y con los refuerzos que llegarían en enero se puede arreglar. La idea de mantenerlos ya ronda por los pasillos del CDA, pero la prueba para los históricos ex jugadores será semana a semana. La evaluación es constante y Azul Azul no quiere volver a fallar, como ya lo hizo con el ex ayudante de Jorge Sampaoli.