El gran refuerzo de Universidad de Chile, Gonzalo Jara, llegó como la promesa defensiva de los azules, pero las cosas no se dieron como esperaban, el rendimiento estuvo lejos de lo que muestra en la “Roja”.

Sus números en el primer semestre ya habían sido discretos, pero en el segundo terminó por decepcionar a dirigentes e hinchas azules. El ex Mainz jugó sólo 10 de 19 partidos posibles, entre campeonato nacional y Copa Chile. Tuvo tres triunfos, cuatro empates y tres derrotas. ¿Rendimiento? 43,33%.

En total, Jara sumó 758 minutos (657 en el Apertura y 101 en Copa Chile). No convirtió goles, no tuvo asistencias, marcó un autogol, sufrió varias lesiones y fue expulsado una vez, aunque dos veces más estuvo suspendido (una por seis fechas tras escupir en el clásico universitario a Diego Buonanotte).

“Yo no analizo mi rendimiento personal, sino que analizo el conjunto. Obviamente no fue un buen año ni para el club ni para nadie”, comentó el ex Colo Colo en zona mixta, tras el empate ante Huachipato.

En Azul Azul nadie está contento con el rendimiento del defensor y no descartan dejarlo partir si aparece una oferta convincente, aunque de momento no hay nada oficial en las oficinas de la concesionaria.