Se ha puesto mucho énfasis en las dificultades climáticas que vivirá la Roja en Barranquilla, ante Colombia. Sin embargo, también desde el punto de vista táctico, la escuadra que dirige Juan Antonio Pizzi experimentará otras dificultades: en la cancha se darán tres enfrentamientos puntuales que pueden definir la suerte de Chile en el partido.

1. Falcao vs Roco y Jara

El regreso de Radamel Falcao tiene revolucionado a Colombia, luego de un año de ausencia. Lo más seguro es que el ariete recupere la titularidad y la capitanía ante Chile, instancia en la que se enfrentará con la dupla de centrales conformada por Enzo Roco y Gonzalo Jara.

El cafetalero conserva su ubicación en el eje del ataque, pero no se entrega a la marca y realiza movimientos acotados para ganar la espalda y recibir libre. Será vital, entonces, que los chilenos sincronicen adecuadamente la marcación y cobertura para que el ariete tenga siempre un hombre encima y haya otro a la expectativa por si logra superar la primera oposición.

2. Díaz vs James y Macnelly Torres

Chile actúa solo con un volante central, Marcelo Díaz. Si Colombia juega con el anunciado cuadrado en la mitad de la cancha, con dos mediocampistas de contención y James Rodríguez con Macnelly Torres en el rol de creadores, el hombre del Celta de Vigo deberá lidiar en inferioridad numérica.

Será vital la colaboración, para generar la igualdad de unidades de Charles Aránguiz.El volante del Bayer Leverkusen actúa adelantado a la derecha de Díaz, pero lo más factible es que se alinee con el ‘6’ nacional a fin de que su labor, por delante de los zagueros centrales, no vaya a resultar deficitaria en fase defensiva.

3. Vargas-Vidal vs Murillo-Mina

Parece que Pizzi tenía en mente poner a Alexis Sánchez de ‘9’, pero la lesión del tocopillano truncó todo. Eduardo Vargas, quien iba a ir a la banca, sería su reemplazante y tendrá una dura lucha en el eje de la cancha contra los zagueros Jeison Murillo y Yerry Mina. 

Sin embargo, Vargas no estará solo, debido a la funcionalidad de Arturo Vidal como ‘doble punta de lanza’. El hombre de la Bayern Munich se desdobla en ofensiva (es el goleador de la Selección) y aparece junto al centrodelantero para definir. Es importante que haya fiato entre ambos (retroceso del ariete y aparición del volante o desmarcación del ‘9’ y asistencia del mediocampista) para complicar a los defensores.