Manchester City no pierde las esperanzas de alcanzar Chelsea, líder de la Premier League. En un duelo de gran importancia contra Arsenal, un rival directo en la lucha por el título, el equipo de Josep Guardiola ganó 2-1 luego de arrancar perdiendo desde muy temprano en el partido y se colocó transitoriamente en el segundo lugar de la tabla.

El partido por la jornada 17 no empezó del todo bien para el conjunto de Pep. Apenas a los 4 minutos, los Gunners se pusieron al frente del marcador luego de que Theo Walcott aprovechara una muy buena asistencia de Alexis Sánchez para poner el 1-0. El baldazo de agua fría tardó todo el primer tiempo en ser asimilado por los locales.

El City logró reaccionar recién en la segunda parte. Y lo hizo de la mejor manera. Apenas dos minutos de juego tardó el local en empatar la historia con un tanto de Leroy Sané, que definió ante el arquero tras una asistencia de David Silva. Con la igualdad, el equipo de Manchester recuperó la confianza y se hizo cada vez más dominador del juego hasta que, a los 26, Raheem Sterling terminó de revertir la historia con un buen remate bajo al primer palo.

Con el triunfo, los Citizens lograron evitar que Chelsea se les aleje aún más: con 36 puntos, el equipo de Guardiola sigue a siete del líder, que el sábado venció 1-0 a Crystal Palace. Arsenal, en tanto, se mantiene cuarto con 34 unidades, pero ahora le lleva solamente un punto a Tottenham, que venció 2-1 a Burnley.