El Manchester City de Claudio Bravo visita a un Mönchengladbach con el objetivo de certificar su clasificación para los octavos. El equipo de Guardiola ya ganó a los alemanes 4-0 y otra victoria hoy le llevaría matemáticamente a la siguiente ronda. Incluso podría ser suficiente el empate, aunque ello le alejaría del primer puesto.

Las sucesivos tropezones ante Celtic (empate a tres) y Barcelona (derrota por 4-0) pusieron en duda la clasificación del gigante mancuniano en octubre. Sin embargo, la última victoria por 3-1 ante los culés les devolvió a la segunda posición y a una situación privilegiada.

Gündogan, Sterling, Silva, De Bruyne y Agüero están listos para la batalla, pero Guardiola no podrá contar con Yaya Touré pese a su heroica actuación en la reciente victoria 2-1 ante el Crystal Palace. El marfileño marcó los dos goles de su equipo en su primera titularidad después de tres meses en el ostracismo, pero hoy no podrá continuar con su reivindicación al no estar inscrito en la lista de la Champions. Además, Kompany se perderá el partido tras sufrir su enésima lesiónde la temporada.

Sus bajas no deberían ser excusa para vencer a un Mönchengladbach en plena crisisanímica y de resultados. Es 13º de la Bundesliga, sólo ha ganado un partido de sus últimos seis en todas las competiciones y en la última jornada de Champions ya cedió un empate en casa ante el Celtic. Así, es tercero y todo lo que no sea ganar hoy será su adiós a la Champions. No obstante, un empate, unida a la victoria del Barcelona ante los escoceses, le serviría al menos para ir a la Europa League.