El triunfo por la cuenta mínima de Universidad Católica ante San Luis mantiene vivas las ilusiones del elenco del técnico Mario Salas, quien reconoció que si bien fue un partido peleado, la victoria les permite seguir a un punto del líder, y con claras opciones de celebrar un título.

“No vamos a ceder ni un centímetro” aseveró el estratega Cruzado en conversación con la transmisión oficial y recalcó que espera que Colo Colo se caiga ante Santiago Wanderers para poder agregar un nuevo título a sus vitrinas.

El exBarnechea indicó que ante los Canarios era un duelo “que había que ganarlo por medio a cero” para obtener los tres puntos necesarios para seguir en carrera, y que a lo largo de los noventa minutos, su equipo propuso dentro de la cancha del estadio San Carlos de Apoquindo, y que demostraron que “querían ganar el partido”.

Si bien el estratega aseguró que “el primer tiempo no fue bueno”, posteriormente hizo hincapié en que con los cambios pudieron tener el control del encuentro. Pese a esto, manifestó que los quillotanos de todas formas “se generaron las opciones de anotar” y que estuvieron cerca de empatarles, pero en ese momento los de la franja pudieron “ser explosivos” y marcaron la diferencia.

Respecto al partido clave de la última fecha, Salas afirmó en rueda de prensa que “con Audax será muy complicado, pero iremos a La Florida por los tres puntos, que es lo único que nos sirve”.

Probablemente la ANFP disponga que la última fecha se juegue en paralelo, y mientras los de la precordillera visitan al equipo de colonia italiana, Colo Colo disputará su pleito con Santiago Wanderers en Valparaíso.