México no pudo ante Bélgica, quien le ganó por 3-2 en la búsqueda del tercer lugar del Mundial Sub 17, el desarrollo del encuentro fue dramático y cuyo resultado olió a justicia.

Dante Vanzeir, jugador del KRC Genk, fue el héroe belga al anotar el segundo y el tercer gol de su equipo, este último en el minuto 92, cuando todo hacía pensar en que el encuentro se definiría desde el punto penalti.

El primer tiempo terminó con un 0-0 que pareció un castigo para los belgas, que mostraron un juego incisivo y deseos de ganar, y un premio para México, que con su juego más flojo, parecía no haber superado la decepción de no haber pasado a la final.

Bélgica, que nunca había llegado a estar entre los cuatro mejores de la categoría, jugó con una perspectiva optimista y México con la decepción de no haber llegado al partido cumbre del torneo.

En ese contexto, sólo mostró retazos de buen futbol, aunque su defensa logró irse al descanso con el marcador en blanco.

Bélgica tuvo en Van Vaerenbergh y Vancamp sus delanteros más incisivos, buen alimentados por el talentoso Dante Rigo, mientras por México los mejores intentos corrieron por cuenta de Zamudio, Pablo López y Aguirre, que terminó lesionado de un tobillo y no pudo volver tras el descanso.

En el segundo tiempo llegaron los goles y la emoción. Bélgica mantuvo su predisposición ofensiva y buen juego, y México rescató en parte su orgullo y salió también a buscar el triunfo, con cambios que le hicieron bien.

No obstante, fueron los belgas los que abrieron la cuenta, cuando en el minuto 53 Venzeir ganó el fondo por la derecha y sacó un centro que encontró solo a Van Vaerenbergh, que con comodidad clavó el balón en el pórtico de Romero.

Cuatro minutos después, Faes empujó a un rival en el área belga y Ricardo Marín no tuvo problemas con el penalti.

En los 73, en una jugada de contragolpe Vanzeir recibió un pase en profundidad y desde afuera del área, con la destreza de un Veterano, dejó a Bélgica en ventaja nuevamente.

Pero México no estaba dispuesto a ceder y en los 87, Francisco Venegas embocó un balón a bocajarro para igualar la cuenta.

Se venía la definición a penaltis, pero Vanzeir dijo lo contrario y en el segundo minuto complementario dio el triunfo a su equipo en un gol fruto de su esfuerzo individual.

Bélgica ha logrado la mejor campaña de su historia en la categoría y México declina al cuarto puesto, tras haber sido campeón en 2011 y finalista en 2013, en sus dos últimas participaciones.

https://youtu.be/bVdigwi2AWE