Después de la goleada por 5-2 sufrida ante Unión Española, rápidamente Luis Landeros tomó la decisión de abandonar Deportes Temuco. Tras el duelo dio luces de su partida, el lunes en la mañana se confirmó su salida y por la tarde entregó tres razones en torno a su renuncia.

En una conferencia de prensa en la que no permitió la formulación de preguntas, Landeros partió diciendo que el cuerpo técnico se iba por “la falta de idea futbolística que nos caracterizó. No tuvimos respuestas. Hoy no se ve una línea futbolística. Se puede perder un partido, pero siempre debe quedar una impronta. Se vio en el proceso anterior y ahora no se ha visto nada”.

Respecto del segundo motivo sobre su dimisión, el DT afirmó que fueron clave “las matemáticas. Estamos últimos. O sea estamos peleando desde una posición en la que no queremos estar”.

Por último, Landeros dio la última razón de su partida. “Nosotros como cuerpo técnico queremos cuidar lo que tanto nos costó, cuidar esto que también tanto le costó a la gente. Podríamos estirar esto un par de fechas más, pero eso sería arriesgar un proyecto. Se toma este camino para que el club decida cambiar y busque refrescar lo que esta ocurriendo”.

Landeros asumió la conducción del primer equipo en la temporada anterior, cuando era jefe del fútbol formativo temuquense. Obtuvo el ascenso, luego de 11 años sin participar en Primera División, y dejó el cargo con el elenco albiverde en la última posición de la tabla del descenso, junto a Cobresal, con 19 puntos.