Ayer el Manchester City volvió a conseguir una victoria sin el chileno en el arco, por 2-1 ante el Swansea, sin que se vea por qué volver a ubicar bajo los tres palos al bicampeón de América.

Si bien Guardiola fue político en sus declaraciones luego del encuentro, en la práctica y según reportan medios ingleses, se ve lejano que el ex golero de Colo-Colo vuelva a lograr la titularidad. Y por una razón muy simple: Acalló también las críticas de la hinchada ciudadana.

“Es muy duro para mí dejar fuera a jugadores como Bravo o Agüero. Como también lo es dejar a gente como Nolito, Otamendi, Delph, Ihenacho… todos merecen jugar”, dijo el DT español

Quien añadió: “Entiendo que no debe ser fácil para Agüero quedarse en el banquillo. Pero eso no quita que sea uno de los jugadores más importantes del equipo”.