Cuando todo parecía perdido y la derrota inevitable, apareció Alexis Sánchez casi como un héroe, para al menos salvar el honor. Arsenal rescató un empate 3-3 ante Bournemouth, pero hasta los 60′ perdía por 3-0 y casi no se había creado ocasiones.

Primer tiempo para el olvido de los Gunners con los goles de Daniels (15′) y Wilson (20′). Se esperaba una reacción en el complemento, pero Ryan Fraser parecía sentenciar el pleito con el 3-0 a los 57′.

Hasta que Alexis se iluminó. Pese a que le disguste cuando se lo preguntan a Arsene Wenger, Arsenal depende de la inspiración de Sánchez y su juego es el que le permite remontar ante Bournemouth. 

Gol del chileno a los 70′ de cabeza. Ese fue el inicio del milagro. Lucas Pérez marca un golazo a los 74′ y Olivier Giroud anota el definitivo 3-3 en el segundo minuto de descuento.

Igualdad que en todo caso, de poco y nada le sirvió a Arsenal en la tabla de posiciones, ya que sumó 41 puntos y podría ser superado por Tottenham este miércoles.