Cinco bajas acumula Universidad Católica para su primer partido en la Copa Sudamericana ante Real Potosí. Roberto Gutiérrez, José Pedro Fuenzalida y Milovan Mirosevic están lesionados. Mientras, Guillermo Maripán acarrea una suspensión de la edición pasada y Nicolás Castillo está poniéndose a punto físico.

Esta mañana antes de abordar el vuelo el capitán cruzado, Cristián Álvarez, se refirió a la dificultad de jugar a cuatro mil metros de altura: “Va a ser un equipo complicado, pero más que nada ellos aprovechan el factor de la altura. Si logramos controlar eso, podremos desarrollar nuestro juego”, acotó en Radio ADN.

“La idea es lograr un resultado positivo, ojalá ganar, ya que no hemos quedado conforme con los empates en el torneo de apertura”, insistió el defensor de la UC.

El equipo cruzado abrirá la semana copera de los chilenos este martes a las 20:30. El miércoles, O´Higgins visitará a Montevideo Wanderers en Uruguay. Ese mismo día, Universidad de Concepción recibirá a Bolívar. El jueves, Palestino recibirá a Libertad en el Estadio Monumental.