Universidad de Chile está a punto de quedarse sin su capitán. Johnny Herrera se reunió en los últimos días con los dirigentes de Azul Azul para acordar su salida del club tras las polémicas generadas al final del torneo de Apertura.

El propio portero confesó la situación a El Mercurio: “Me reuní con Azul Azul para acordar mi salida de la U, esa es la realidad de lo que hablamos y en eso estamos. Fue una reunión consensuada y en ningún caso me llamaron a terreno ni terminé perdiendo perdón, porque el tema fue otro. Quise ir a al CDA y hablar con los dirigentes para acordar mi desvinculación de Universidad de Chile”.

El tema explotó tras el último partido del torneo de Apertura ante Huachipato, donde el arquero expresó su disconformidad con mantener una dupla técnica en la banca, y tras la salida de Víctor Hugo Castañeda y Luis Musrri, el presidente Carlos Heller criticó la actitud de Herrera, asegurando que “no nos gustan los cabrones” y “acá no hay vacas sagradas”.

Según la publicación, la situación causó sorpresa en los directivos presentes en la reunión, Pablo Silva y Andrés Lagos, y se espera agendar un nuevo encuentro en las próximas horas para revertir esta situación.

Clave sería la intervención del propio Heller en el intento por revertir la decisión del capitán del equipo, que tiene contrato hasta 2018. Todo esto además explota en medio de la urgente búsqueda de los azules por contratar un nuevo entrenador, el cual debiera quedar definido esta semana.