Ahora si que se vienen rivales fuertes, cada equipo enfrenta a un muy buen equipo y esta vez no se enfrentaran españoles, por lo que puede quedar eso para la final, el Real Madrid enfrentara al equipo del chileno Manuel Pellegrini, el Manchester City, mientras que por otro lado los dirigidos de Josep Guardiola se verán las caras con el Atlético de Madrid.

El sorteo celebrado este viernes en la sede de la UEFA en Nyon, Suiza, determinó los partidos que se disputarán los días 26 y 27 de abril. La vuelta será el 3 y 4 de mayo.

Si los dos equipos españoles logran superar los difíciles compromisos de semifinales, podrían reeditar el clásico madrileño de la final de hace dos temporadas en Lisboa, cuando el club blanco levantó su décimo trofeo continental.

Esta es la primera vez que el Madrid y el City se ven las caras a estas alturas de la competición. El Real Madrid, entrenado por Zinedine Zidane – héroe de la novena Liga de Campeones del equipo – llega al choque tras haber recuperado el ritmo en liga. Ahora es tercero, a cuatro puntos de la cabeza, tras una buena racha de resultados en los últimos encuentros.

El City, por su parte, ocupa la cuarta plaza en la Premier a 15 puntos del intratable Leicester y obtuvo su billete a semis tras eliminar al Paris Saint Germain en la ronda previa.

Atlético y Bayern, por su parte repetirán la final de 1974 en la que los alemanes lograron el primero de sus cinco títulos continentales. Pero el Atlético, segundo en la liga española a solo tres puntos del Barcelona, llega con la moral alta tras eliminar a los culés en la fase anterior. El Barsa alargó la llamada “maldición” del campeón, ya que ningún equipo en la historia reciente del torneo ha logrado repetir triunfo.

El Bayern de Múnich entrenador por el laureado Pep Guardiola, que comanda la Bundesliga con un cómodo colchón de siete puntos sobre el segundo clasificado, despachó al Benfica portugués en cuartos.

La final de la máxima competición europea de clubes se disputará el próximo 28 de mayo en el mítico estadio de San Siro de Milán.